22 ene. 2012

The Doll Master



Re-inauguro el blog con una película de terror del 2004 que no sé si me ha hecho reír o llorar, porque miedo...

Quien me conoce sabe lo mucho que me gustan las BJD, esto es, las Ball Jointed Dolls, un tipo de muñecas asiáticas de resina cuyos cuerpos van unidos por un sistema de bolas y gomas elásticas. Son muy chulas, la verdad, suelen medir desde unos pocos centímetros, hasta 45, 60 o ya las más grandes 70 cm.



Y con esta breve descripción entramos al meollo, ya que esta película se basa en dichas muñequitas adorables, que se encuentran dispuestas a aterrorizarnos *ehem* en esta cinta.


El argumento nos relata cómo hace 60 años un hombre enamorado hasta las trancas de una bella mujer con kimono rojo, decide construir una muñeca tamaño real para regalarselo a la susodicha. Ella, feliz de la vida, vive feliz con su amorcito y la muñeca. Ay amiguitos, pero resulta que como el amor que le profesaba aquel hombre era tan grande, la muñeca al final adquiere alma, y ella también desea al hombre para sí. Fijaos qué preciosura de muñeca, por supuesto nada tétrica (modo ironía on)


Un encanto vamos. Pero resulta que misteriosamente la mujer muere ahorcada, y acusan al hombre de su asesinato, por lo que lo pedrean hasta la muerte. Así sin pruebas ni nada, a pelo.


De nuevo en la actualidad, reúnen a un grupo de jovenes entre los que encontramos a una estudiante despendolada, una escultora, un fotógrado, una novelista, y a un misterioso desconocido que se presenta porque sí, en un apartado Museo de Arte con el propósito de actuar como modelos para una fabricante de muñecas que va en silla de ruedas. Al principio felicidad total, pero todos irán muriendo. Uno por uno.


La peli en sí está bien, se deja ver, máxime si la ve una friki de las muñecas como yo. Pero hasta yo tengo un límite y es que cuando se instalan en el Museo de Arte las habitaciones están decoradas con torsos de muñecas a tamaño real cuyos brazos y manos sostienen los espejos, o las lámparas de las habitaciones, incluso en los váteres, en lugar de la cisterna, está un torso de un muñeco con los brazos en alto en tono amenazante, como para ir a relajarte ahí vamos, con los ojos todo el rato dandote en el cogote...


Yo ahí no duermo. Aviso que voy a soltar spoilers ya que voy al tema, resulta que poco a poco y como venganza de esa muñeca irán muriendo violentamente uno a uno ya que son los descendientes de los hombres que mataron a la mujer y al hombre de hace 60 años. Pero a la vez hay otra historia paralela, y es que la prota la de la foto ut supra a la que llamaré L de lela, resulta que había olvidado que de peque tenía una BJD a la que adoraba, la quería tanto que también adquirió alma. Y se le presenta en el Museo pero L no la reconoce, y la muñeca se pone triste, y se vuelve así:


Ejem, resulta que L decidió un día que odiaba a su muñeca, así que abrió la ventana de su habitación, y tiró a la muñeca al vació, una muñeca de unos 400 pavos. Estoy de parte de la muñeca, que sufra esa maldita zorra.

Imagen de la pobre estampada en el suelo y olvidada

Mientras tanto, el resto de huespedes tienen sus propios problemas, empezando por la novelista que llega al Museo con un BJD en brazos, al que llama Damian. La parte más chunga de la peli para mi, fan de las BJD, es cuando atención: ¡Damian MUERE!. Al pobre le arrancan los ojos para eliminar su alma y LE ARRANCAN LA CABEZA. Eso si que no, qué mal lo pasé, si para cambiar los ojos no necesitas un picahielo ni un hacha para cortar la cabeza, puedes desmontar la cabeza fácilmente abriendo la tapa de la misma, malditos bastardos.

Damian era el mejor actor de la peli por cierto, es este, bueno era:

Damian con su dueña friki chunga
Pero Damian es solo la primera víctima de una larga serie...


La película es entretenida, típica de sustos, protas raros y estúpidos (de esos que abren una puerta de espaldas, entran de espaldas sin mirar porque creen tener el peligro delante pero ¡oh! surprise, hay algo en la habitación que no habían visto) que sinceramente merecen morir, pero la peli es curiosa. Al final me ha gustado y todo, pero ¿he dicho ya que la maldita prota merece morir? ¡no se lanzan dollfies por la ventana! ò_ó



Tomo

2 comentarios:

Gelchan dijo...

Pero cuando te has visto esto.
Entonces a ver si lo entIendo cuando o elIgo pelis de este calibre no las ves ni borracha pero claro si tiene bjd eso no lo puedes evitar.
El próximo día en vez de detective conan habrá sorpres
👿👿👿👿👿👿

Tomo dijo...

Pues me la he visto por el youtube con subs en inglés.

Si me escoges pelis con bjd sabes de sobra que las veré con gusto, incluso si fuese de Uwe Boll. Eso si, Detective Conan es sagrado ò_ó