9 abr. 2009

Fast&Furious: aún más rápido (y más mediocre)



Por fin (por decir algo) llega a nuestras pantallas la cuarta entrega de Fast&Furious, contando para ello con el reparto original de la película.

El argumento nos relata cómo el fugitivo y ex preso Dom Toretto (Vin Diesel) y el detective Brian O’Conner (Paul Walker) vuelven a encontrarse en Los Ángeles y siguen llevándose igual de mal. Sin embargo, obligados a enfrentarse a un enemigo común, no les queda más remedio que unir sus fuerzas si quieren vencerle. Después del atraco a un convoy, los dos protagonistas descubrirán que si quieren vengarse, deberán llegar al límite de sus posibilidades al volante.


Poco hay que destacar de esta película. Pocas carreras, muchos macho men sobrehormonados, chicas guapas ligeritas de cascos, comportamientos primitivos y coches bonitos. No hay más ni menos. Aunque hay que destacar que las anteriores entregas eran cuanto menos entretenidas, esta película adolece de numerosos fallos. Por mencionar uno en concreto, es lamentable que en toda la película haya una sola carrera y unas cuantas persecuciones, cuando esto es lo que realmente da vidilla al film... y es más han introducido el GPS de forma "magistral" para ahorrarse unas cuantas escenas, y es que casi la mitad de la carrera que se realiza en la película la vemos vía GPS con un grafico de un cochecito acortando por ciertas cosas y demás...


A mi entender, los actores debían de estar necesitados de pasta para decidir hacer esto. Como digo en el encabezado, muy mediocre ¬¬U

No hay comentarios: