24 nov. 2008

Boys Love




Con esta película he sufrido un gran dilema. En un primer momento me propuse verla para comentarla en el blog y así ir ampliando un poco la sección de japomovies, luego, mientras la iba viendo llegué a la conclusión de que mejor lo dejaba pasar... pero al llegar al final me dije: "¡Si no lo comento voy a reventar!", así que aquí va (lo siento por vosotros)


No me voy a centrar mucho en el argumento, ya que brilla por su ausencia. Tan solo mencionar que esta es una pelicula dirigida por Kotaro Terauchi de tematica Shonen Ai, esto es, amor entre hombres.


La pelicula trata de un redactor de un periodico o revista (no se llega a aclarar... total qué mas da) llamado Taishin Mamiya que debe entrevistar a un estudiante (¡qué raro, un estudiante en una película japonesa!) que es además modelo, llamado Noeru Kisaragi.
Sin embargo la entrevista no está relacionada con su carrera como modelo, sino con su habilidad como pintor... bueno, perdón, debería haber escrito "habilidad" entre comillas, porque es que cuando he visto sus obras casi me da un jamacuco de la risa que me ha entrado, son dibujos hechos por un niño de cinco años usando el pie en vez de la mano.

Pero vamos a ver, por el amor de Dios, no me pongais al chaval de Van Gogh si mostráis unos dibujos hechos con lapices Alpino en folios DinA4 pinchados por la pared, en el que aparecen dibujados casitas, soles rojos, un paraguas... que no, no da el pego por mucho que lo intentéis.


En fin, dejemos estos detalles a un lado, resumiré la historia así a lo bestia porque me aburre, el caso es que Noeru es un pobre desgraciado que se tira todo lo que se mueve, hasta pobres "salary men" (típicos oficinistas) de cuarenta y pico años pero poco a poco Mamiya y él irán haciendo buenas migas. Sin embargo, se interpondrá en su relacción el mejor amigo de Noeru, un empollón llamado Chidori que quiere ser muy guay y en vez de cortarse bien el pelo por lo visto ha ido ha una peluquería de saldo y como resultado parece que haya metido los dedos en un enchufe. Pues bien, este pobre hombrecillo como está celoso decide ir a la casa del amigo para robarle el unico cuadro que debió pintar con la mano ya que en vez de parecer estar dibujado por un niño de 5 años, este tiene la calidad de dibujo de uno de 10.
El caso es que no se le ocurre nada mejor que colarse en su casa y esperarle dentro para decirle que lo ha tirado porque el chico que aparecía en el dibujo (un amigo de la infancia de Noeru que se llamaba Ken) no le quería tanto como él.

Evidentemente el chaval se cabrea y de da un par de guantazos, pero los guantazos en esta peli suenan de pega total, vamos, como los de los programas de television de estos de coña. Y como se siente desgraciadísimo sale a la calle con una botella de whisky, pero acaba tirado por ahí, y un tipo le zurra y le viola xDDDDDDD, así que vuelve a casa. Como todos los puñetazos se los ha dado en la cara su carrera como modelo se va temporalmente al garete. Al día siguiente este hecho aparece en el PERIODICO xDDDD y Mamiya lo ve y va a su casa, como no abre entra directamente (no entiendo, todo el mundo puede entrar tal cual,¿¡es que no funciona el cerrojo!?) y se le encuentra otra vez con la botella de Ron, y ahí se reconcilian. Noeru le cuenta por qué era tan importante el cuadro que le robó Chidori y por qué no cree en el amor.

Atentos a la explicación que esta es buena, es una de esas explicaciones convincentes con la que por fin ves el sentido a la vida, agarraos a algo que va en serio, lo vais a necesitar. Resulta que.... bueno, mejor no os agarreis a nada, mejor seguid el ejemplo del protagonista y pillad una botella de algo fuerte, porque lo mismo hay que estar algo piripi para verle el sentido.
Resulta que el chico que aparece en el cuadro, así a lo lejos viendo el mar, se llamaba Ken. Le conoció de pequeño y le quería mucho. Este chico nunca había visto el mar, y así se lo confiesa a Noeru cuando es ingresado en el hospital. Allí se prometen que cuando Ken se recupere irán juntos a verlo. Todo esto se lo dicen teniendo 8 años los dos, vamos en esa edad en la que los niños y niñas normales o estamos jugando a las casitas o a que somos los Power Rangers... no, estos no, estos en vez de jugar se hacen promesas raras. Pues resulta que una semana después de hacerse esa promesa Ken muere (¡noooooooo!) y Noeru le echa en cara que no cumpliera su promesa.

Pero vamos a ver, ¡¡¡si el pobre niño estaba enfermo, no pudo evitarlo!!!


Pocos dias despues de la reconciliación, se cuela en casa Chidori con un cuchillo chiquirritajo, y al verles juntos en el salón hablando sobre una de esas "obras" del modelo este, va y se le carga.

Es decir, un tirillas con un cuchillo del mismo tamaño que su virilidad consigue cargarse al Noeru, el cual se curte en la piscina haciendo largos, y éste simplemente se deja matar, y Mamiya, que practica boxeo en sus ratos libres, se queda mirando todo asustado sin hacer nada tampoco.
¡Pero es que lo peor viene ahora! en la siguiente escena ves a Mamiya en la playa con Noeru al lado, tu ahí piensas "¡ah!, bueno, al final se recuperó, es normal, porque con ese cuchillín poco podía hacer". Nada mas lejos de la realidad, Mamiya se levanta, coge a Noeru que no es que esté dormido a su lado, está muerto, y se le lleva al mar y se hunden los dos. ¿Este hombre no pensó que quizás seguía vivo? ¡La gente normal va al hospital lo primero! y ¿cómo demonios se le ha llevado al mar sin que nadie le diga nada si viven en pleno centro de Tokio?, ¿ha ido con el cadaver en metro?... tengo tantas preguntas sin respuesta...


Dije que iba a resumir, pero es que me ha sido imposible. Un argumento tonto unido a escenas surrealistas interpretadas por actores pésimos de estos que sobreactuan incluso en las escenas mas simples (hay un momento en el que uno le da un leve empujón a otro y se pone como a hiperventilar, como si el empujón le hubiese costado como hacer una carrera de ocho vueltas a un estadio de fútbol)...está claro que tenía que soltarlo para desintoxicarme... necesito ver una peli buena a la de ya xDDDDD.